Hermanas Oblatas del Sagrado Corazón

jueves 30 junio 2022
Hermanas Oblatas del Sagrado Corazón

Nuestra Congregación, en los últimos años, ha tomado conciencia de pertenecer a la Familia Salesiana gracias a los encuentros y recursos que se han ofrecido anualmente para ayudar a profundizar nuestra común identidad como para favorecer, en el ámbito relacional, el conocimiento mutuo y el desarrollo de los distintos grupos. 

La carta con la que el Rector Mayor presenta el aguinaldo del año ha sido para las comunidades un recurso excelente, que nos ha permitido poner en comunión el carisma propio, que el Espíritu nos ha dado a través de nuestro fundador, el Siervo de Dios Monseñor Giuseppe Cognata, con el sentido de la misión y de servicio de toda la Familia Salesiana, en una sociedad fragmentada y frágil de valores y afectos. 

Sentirnos parte de la Familia Salesiana nos ha ayudado a asumir y profundizar nuestra identidad de Oblatas, entregadas totalmente al amor de Cristo. Cristo nos impulsa a caminar con el optimismo y la esperanza cristiana típicos, con el ardor y la alegría de Don Bosco y con la humildad y mansedumbre de San Francisco de Sales.

En estos años hemos tratado de mejorar la formación continuada embelleciéndola con la Espiritualidad Salesiana, aprovechando los materiales y la participación en las Consultas de la Familia Salesiana a nivel local, inspectorial y mundial, trabajando en red donde ha sido posible. 

Como misioneras en pequeños pueblos, nos hemos comprometido en ofrecer oportunidades de crecimiento en los valores de comunión y pertenencia a la Iglesia y a la gran Familia Salesiana. Con los niños y sus familias de nuestros lugares de misión, hemos creado modos sencillos y funcionales para dar a conocer a nuestros queridos santos, San Francisco de Sales y San Juan Bosco. 

Con los grupos de laicos que forman parte del Movimiento ALOS (Asociación de Laicos Oblatos Salesianos), hemos realizado jornadas de estudio dedicadas a profundizar el Aguinaldo del Rector Mayor. Han sido jornadas que han reforzado el conocimiento de la identidad laical dentro del carisma salesiano común así como la identidad laical propria del carisma de Mons. Cognata. Y, además de la formación, se ha incrementado el compromiso apostólico de los laicos en los diversos sectores del territorio donde están insertos, sea en las parroquias o en ámbitos sociales.

Todas las comunidades oblatas son periódicamente informadas y animadas a un sentido de corresponsabilidad, a sentirse portadoras de un carisma totalmente inserto en la Iglesia y para la Iglesia, a sentirse enviadas a llevar el alegre mensaje evangélico a cada una de las familias y a los más necesitados, sin descuidar a la querida infancia que nos ha sido confiada para educarla y sostenerla en el ámbito educativo y en la precariedad de nuestro tiempo.

En comunión fraterna, deseo que todos nos sintamos orgullosos de formar parte de esta gran Familia Salesiana.

 

Madre Graziella Maria Benghini, sosc

Noticias de última hora

Categorías de noticias