Identidad y misión del antiguo alumno y amigo de Don Bosco en el S. XXI

jueves 5 mayo 2022
Identidad y misión del antiguo alumno y amigo de Don Bosco en el S. XXI

La identidad y la misión del antiguo alumno están basadas en la figura de Don Bosco.  El primer grupo de antiguos alumnos se reunió para mostrar su agradecimiento a Don Bosco por todo lo que hizo por ellos y por el regalo de la educación salesiana.  Querían expresar su gratitud y amor por lo que Don Bosco había hecho por ellos y apoyarle en su misión educativa y evangélica con los jóvenes.

Desde el principio, cuando se creó el movimiento de antiguos alumnos, se centró en la figura de Don Bosco.  Es la admiración por Don Bosco; su estilo de vida, su bondad, su amistad, su amor y su santidad - lo que lo hizo atractivo para sus primeros ex alumnos.

La pregunta clave hoy en día para los antiguos alumnos y amigos de Don Bosco sigue siendo:  ¿Cuál es el significado de ser un antiguo alumno y un amigo de Don Bosco en el siglo XXI?  Se trata de mostrar nuestra gratitud y amor hacia Don Bosco, se trata de ser ciudadanos íntegros y buenos creyentes, de ser la sal de la tierra y la luz del mundo.

Nos comprometemos a reflexionar y aprender de nuestras raíces, a discernir las señales de los tiempos y a forjar juntos nuestro futuro.  Nuestra visión como Confederación Mundial se basa en cuatro dimensiones: Caminar juntos (sinodalidad), Espiritualidad, Misión y Solidaridad 

Recorrer juntos el camino (sinodalidad)

La Iglesia está emprendiendo un nuevo camino a través del proceso sinodal.  La humanidad reclama un proceso basado en la participación y la solidaridad para afrontar los nuevos retos de nuestro mundo. Como antiguos alumnos y amigos de Don Bosco, mientras tratamos de entender el significado de ser un antiguo alumno y amigo de Don Bosco en el mundo de hoy, también creemos que es el momento adecuado para comprometernos en el proceso sinodal caminando juntos para redescubrir nuestra identidad en el mundo de hoy y cómo estar al servicio de los jóvenes.  

Espiritualidad

Seguiremos en comunión para redescubrir la espiritualidad de ser un antiguo alumno en el mundo de hoy. Reflexionando sobre el origen de nuestra identidad, el sentido de la Gratitud y el Amor seguirán siendo primordiales. Somos fruto de un don espiritual-pedagógico: el Carisma Salesiano. Con este don, con nuestro amor hacia Don Bosco, con la gratitud por nuestra educación y formación, está el sentido de estar al servicio de los jóvenes, de los más necesitados de la sociedad, y de devolver lo que se nos ha dado.

Misión

Como alumnos del pasado tenemos que buscar nuevos caminos, estilos diferentes en nuestro enfoque misionero EL CUAL VA ADELANTE, que evite "el cómodo criterio de: siempre se ha hecho así" como advierte el Papa Francisco en Evangelio Gaudium 33.  Tenemos que definir nuestra misión y ser eficaces en nuestro acercamiento a los jóvenes.

Solidaridad

El Papa Francisco nos dice que nuestras acciones de solidaridad son la expresión del "vínculo inseparable entre nuestra fe y los pobres" (Evangelio Gaudium 48).  Nuestro movimiento no se trata de encuentros nostálgicos y sentimentales sino de un compromiso por parte de una Iglesia, unida a todos los grupos de la Familia Salesiana, para llegar, como Don Bosco, a los pobres y excluidos especialmente los jóvenes.  Es una expresión de acción social para promover la justicia social, la caridad y la inclusión social.

Noticias de última hora

Categorías de noticias